Noches blancas en blanco

 

 Una de las cosas bonitas que tiene la dinámica electoral es que cada cuatro años las campañas autonómicas y locales coinciden con el carnaval. Este año se han anticipado, y dos de los gobernantes más radicalmente conservadores de todo el mundo occidental, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, amparados por cierta organización internacional llamada “Noches blancas de Europa”, se han convertido en adalides de la vanguardia de la expresión artística en una fiesta llamada “La noche en blanco”, un título muy parecido al de un programa de televisión de Fernando Sánchez Dragó, otro moderno. Bienvenidos al carnaval, pues.

Nadie ha emitido una mala crítica de lo que se pudo vivir en esta fiesta nada improvisada, por lo que cabe pensar que igual estuvo bien. Sólo el gran Forges firma en El País una reflexión en forma de dibujo que hiela un poco la sonrisilla cómplice. A mí la oferta cultural de la noche me pareció en general “hiper-mega-pija-de-la-muerte”  y falsamente vanguardista. No comulgo con la idea de que epatar al personal sea sinónimo de vanguardia. Y un montón de basura delante del Teatro Real para mí es eso: un montón de basura delante del Teatro Real. A Marcel Duchamp no le hubiera impresionado en absoluto, es más, yo creo que hubiera aprovechado para echarse allí un pis a falta de una mejor “Source” a mano.

En Hoyo de Manzanares había también una “noche en blanco” como todos los años por sus fiestas. Y el viernes hubo otra en la que dieron caldereta gratis a los asistentes. Anoche tocaban huevos fritos con pan de pueblo para mojar. Me parecía más interesante que lo de la capital y hubiera acudido. Pero en algún momento de la semana de fiestas hubo vaquillas, y yo le tengo declarada la guerra a los festejos taurinos, ni un euro mío para la barbarie. Así es que al final mi noche en blanco fue para el Madrí Osasuna por la tele. Y a fe mía que fue muy en blanco. ¡Viva Drenthe!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Noches blancas en blanco

  1. Adrian Vogel dijo:

    Bueno, lo del tobogán gigante salió mal (hubo una herida, espero que no sea grave) y lo quitaron. Y somos muchos los que nos preguntamos ¿cuántas noches en blanco se celebran al año? Me da la impresión que en este 2010 ha habido al menos dos (igual me equivoco).

  2. Yo tengo la misma sensación que tú. De hecho creo que en febrero último coincidiendo con ARCO había planificada una cosa muy, muy parecida, pero que se llamaba de otra manera (¿”Madrid Abierto” quizá?, no recuerdo bien). Al final será una cuestión de marcas registradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s