Torrelodones: empieza el curso político 2010-11

 

A los políticos de Torrelodones se les está llenando la boca estos días con que hoy, día del primer pleno municipal tras el estío, empieza el curso político. Eso de “empezar el curso” que tanto les gusta a ellos, implica que se han tomado “todo el verano de vacaciones”, algo que está muy bien si uno se lo puede pagar o si pertenece a la comunidad escolar como educador o como educando. Pero empieza a estar un poco peor cuando se percibe dinero público doce meses al año (doce, no nueve ni diez ni once) por la labor de dedicarse a los ciudadanos. Máxime cuando el siguiente pleno, si el de hoy no lo remedia, tendrá lugar… ¡a finales de octubre!

De cara al Pleno de “inicio del curso”, no estaría de más recordar a nuestros servidores públicos  –esto es extensivo a los líderes políticos que dentro de poco se apretujarán en las posiciones “buenas” de las diversas listas electorales- que, mientras ellos estaban “todo el verano de vacaciones”, se  produjo durante las fiestas de El Carmen la mayor crisis de orden público de la historia de Torrelodones y que salimos en toda la prensa nacional y alguna extranjera como una referencia ominosa. Y que hubimos de aceptar  –de tragarnos, diría yo- por toda explicación y justificación de los hechos, la nada neutral versión del concejal de seguridad, porque los demás concejales tanto del gobierno como de la oposición no quisieron interrumpir sus “vacaciones todo el verano” para personarse en las fiestas y contrastar con los afectados lo sucedido. Por culpa de ello, todo el resto de la Corporación habla de oídas, a pesar de que cobran doce meses al año por currárselo. Y huérfanos de cualquier contraste, los vecinos hubimos de aguantar las opiniones de los “divinos” incrustados en todas las formaciones políticas del pueblo –yo les llamo “colectivo Danzig”, que me perdonen los polacos- insultando a nuestros jóvenes y a sus padres (“vándalos” a unos, “incapaces para educar” a los otros) y aplaudiendo aquellas cargas policiales desproporcionadas a base de proyectiles de goma (proyectiles de los negros, los más dañinos de los disponibles). Pero ya es tarde para arreglarlo, como inevitable es que la historia de esos disturbios se haya de escribir para la posteridad como ha querido el “colectivo Danzig”,  pues la gente sensata con responsabilidades políticas estaba “de vacaciones todo el verano”.

Y el “colectivo Danzig”, que no se toma vacaciones, se apuntó la segunda manga del partido un mes después, cuando los hombres de Neira y los de “Harrelson” de la delegación del gobierno socialista (si se trata de “invadir el corredor de Danzig” no hay problema en limar asperezas entre los grandes partidos) convirtieron las fiestas de San Roque en una exhibición de uniformes, gafas de sol, vehículos especiales y luces de destellos. Y con ello las convirtieron también en el mayor fracaso de participación popular de la historia de Torrelodones. Ni la tonelada o así de pólvora que se debió de quemar en cohetes y fuegos artificiales, costeados supongo por la concejalía de Medio Ambiente (los veterinarios de guardia lo notaron en el incremento de la dispensación de tranquilizantes para los perrillos), pudieron evitar el fracaso de asistencia. “Danzig” dos, mesura cero.

Y este verano hubo también un epílogo, derivado del turbio asunto del incendio de Villa Rosita. Ya opiné en algún foro acerca de la actitud del “colectivo Danzig” en él, más indignados por la libre circulación por allí de gitanos y presuntos débiles mentales que por la amenaza al urbanismo de la Colonia y los pinos calcinados, así es que no insisto.

Pero miedo me da la “limpieza étnica” que se nos avecina a partir de 2011 –en algún partido ya ha comenzado-. Y que hasta entonces, tal como se desprende del orden del día del Pleno de “comienzo del curso”, parece que la consigna sea que nos entretengamos con los proyectos del Plan Prisma y olvidemos la vergüenza del verano de 2010. Habría que incluir, por cierto, en ese plan para próximos presupuestos, un sistema físico cuántico que detenga la realidad durante los meses estivales de cada año, porque de lo contrario a los pobres concejales siempre les pillan las cosas “de vacaciones todo el verano” y quedan demasiado en evidencia ante los que pagan…  y votan.

PS: El fin de semana pasado se celebraron las fiestas de Hoyo de Manzanares, a un tiro de piedra de Torrelodones. Diversión hasta el amanecer, caldereta y desayunos gratis desde el viernes al domingo. Ningún “divino” de allí se ha quejado. Ningún disturbio. Los jóvenes, encantados (los de Torre también, que ningún año se las pierden), y los mayores más. ¿Por qué no van los concejales de Torrelodones allí a aprender como se organizan unas fiestas en paz y convivencia? ¿Quizá porque sería un viaje muy barato?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Torrelodones: empieza el curso político 2010-11

  1. Adrian Vogel dijo:

    Vaya, vaya, hay qué ver como está el patio…

  2. delcampo dijo:

    Efictiviwonder Sostiene, cientos de jóvenes se agolpaban en las paradas esperando el bus que lleva de Torre a Hoyo las noches de este fin de semana. En Hoyo, esos mismos cientos se montaban el día siguiente en los mismos autobuses camino de vuelta a casa.
    Sí, para los políticos de Torre es un viaje barato, cutre y poco fashion.
    Además en Hoyo no crecen rosas de abundantes pétalos ¿verdad?

  3. Adrián, esto no es nada. Ya iremos contando.
    Delcampo, muchos de esos jóvenes el año que viene ya pueden votar, y no en Hoyo sino en Torrelodones. La pregunta es ¿a quién? Del escándalo de este verano no se ha salvado ni un solo partido local.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s