Cantata 82: “Ya tengo bastante”

Invocavit es como se llama el domingo de hoy, primero de la cuaresma, el periodo de cuarenta días que precede a la semana santa. Durante este periodo no estaba permitida –creo que sigue sin estarlo- la música instrumental en el interior de los templos cristianos, tanto romanos como luteranos. Por ello, Bach no escribió cantata alguna para la cuaresma. ¿O sí?… Uno de estos domingos lo desvelaremos.

Aprovechando esta relativa pausa compositiva del maestro y para no dejar ayunos de cantata a los seguidores de este blog, recupero un espacio que correspondería al 2 de febrero, una de las fiestas fijas de los calendarios cristianos, muy importante en el luterano en el que se llama “Purificación [de María]”, y de bastante menos relevancia en el católico, que la conoce más como “Presentación [del Niño]”. Los escritos herméticos, evangelios apócrifos y demás textos cristianos alternativos dan una enorme importancia al hecho celebrado -el encuentro en el templo de Jerusalén de María y el bebé con el viejo sabio Simeón, de al parecer controvertida identidad- más acorde con la visión luterana de la festividad. Pero al grano, que todo ello no es el objeto de esta entrada.

Entre las numerosas cantatas escritas por Bach para la fiesta de la Purificación (siete por lo menos) elijo la BWV 82 “Ich habe genug” (“Ya tengo bastante”, las palabras de Simeón tras tener al niño en sus brazos) porque es una de mis favoritas, la primera cantata que conocí y la que a mis veinte años me aficionó definitivamente a Bach -y, quizá, junto al  Winterreise de Schubert, a la música vocal seria-. Se estrenó en Leipzig en 1727 en versión para bajo solo, oboe, cuerda y continuo, y en 1731 en versión para soprano (BWV 82a) que sustituye el oboe por una flauta y traspone la tonalidad inicial de Do menor a Mi menor. No hay, pues, participación de coro, y se estructura en tres formidables arias sobre textos anónimos unidas por dos recitativos. Bach hizo una versión para teclado y voz de soprano de los números 2 y 3 – recitativo “Ich habe genug” y aria “Schlummert  ein”- que incluyó en el delicioso compendio que hoy conocemos como “Cuaderno de Anna Magdalena Bach”, una recopilación de la música doméstica que se interpretaba en el hogar del maestro mientras estuvo casado con Anna Magdalena, es decir, el final del periodo de Köthen y todo el periodo de Leipzig.

El mencionado BWV 82.3 “Schlummert ein”, que a continuación dejo en vídeo, es una canción de cuna en toda regla. Pero sobre todo es precisamente eso, una canción cuya belleza ha conservado la vigencia a lo largo de los siglos. He elegido mostraros la versión grabada por la excelente mezzo salzburguesa  Angelika Kirchschlager en una de sus no muy frecuentes incursiones en el oratorio barroco, ya que ella frecuenta mucho más la ópera y la canción del periodo romántico. Los instrumentistas son miembros de la brillante Freiburger  Barockorchester.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cantata 82: “Ya tengo bastante”

  1. Arnau dijo:

    Pues no lo han conseguido, y eso que lo han intentado, pero no me he quedado dormido. 🙂

  2. Adrian Vogel dijo:

    ¿Qué puedo comentar ante una mezzo salzburguesa?

  3. Pingback: La emocionante cantata 170 de Johann Sebastian Bach | Sostiene Perea

  4. Pingback: BWV 56, “la otra” cantata para bajo | Sostiene Perea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s