Autofelicitación: “El sermón de Antonio de Padua a los peces”

El 13 de junio ha caído este año en el lunes de Pentecostés y me pareció más riguroso hablar entonces de la correspondiente cantata de Bach que de San Antonio de Padua, es decir, mi santo. Sería allá por 1975 -hace demasiados años para porfiar al respecto- cuando escuché, creo que al maestro López Cobos, afirmar que para disfrutar de las sinfonías de Mahler había que familiarizarse previamente con sus canciones. Siguiendo ese consejo me fui haciendo desde entonces con los vinilos de sus ciclos de lieder: “Lieder eines Fahrenden gesellen”, “Kindertotenlieder”, “Rückert Lieder”… y llegue así a esa
recopilación más que ciclo que responde al poco traducible título de “Des Knaben Wunderhorn” (“La trompa mágica de la juventud” lo solían nombrar en español, a mí no me gusta la traducción), en atención al título a su vez de la edición de viejos textos de canciones alemanas antiguas recopilados por Arnim y Brentano en 1805. Me detengo un poco más en esta obra pues es de ella de la que he extraído la presente autofelicitación por San Antonio de Padua, mi onomástica.

El recopilatorio de poesía popular alemana “Des Knaben Wunderhorn” contiene una amplia colección de poemas y textos de canciones populares de los que en torno a un
par de docenas fueron aprovechados por Mahler para la elaboración, bien de canciones, bien de movimientos de sinfonías. La ironía, el sarcasmo y un cierto humor sombrío se enseñorean tanto de los textos como de la música en las obras de Mahler extraídas de este cancionero.

Una de estas canciones es “El sermón de Antonio de Padua a los Peces” (“Des Antonius von Padua Fischpredigt”), lied que describe una escena surrealista en la que el santo, tras ir a predicar a la iglesia y encontrarla totalmente vacía, decide acercarse a la orilla del
río (quizá el Tejo de su Lisboa natal) y predicar a los peces, que acuden masivamente a donde el santo se encuentra y asoman sus cabezas a la superficie como si quisieran escuchar sus palabras. Las hagiografías (vidas de santos) recogen como prueba de la santidad de Antonio este hecho sobrenatural tan chocante, es decir, no es invención de Mahler ni de Brentano ni del anónimo autor del poema, sino que pertenece a la tradición milagrera atribuida al santo de Padua, o de Lisboa. La canción se extiende sin embargo a lo que pasa después del hecho milagroso, que no fue otra cosa según el cancionero que el regreso de cada pez a su afán y el pronto olvido de la prédica. Y a quien dios se la dé, san Pedro se la bendiga, como si de seres humanos se tratara. A los paduas del mundo nos sucede esto de predicar en el desierto más a menudo de lo que nos gustaría.

En este enlace, en fin, tenéis una traducción fiable del texto.

La música de la canción y ese ritmo machacón y monótono con el que Mahler quiere probablemente parodiar la monocorde linealidad de los sermones de los curas, podemos encontrarlos más o menos literalmente citados en algunas obras posteriores del compositor, como por ejemplo en la primera y segunda sinfonías, muy expresa esta última cita en su tercer movimiento. La interpretación juega con el contraste de la machacona salmodia con los irónicos exabruptos de los instrumentos de viento, que puntean las reacciones de los es de suponer que asombrados peces.

La grabación con la que ilustro este post nos presenta a esa fuerza de la Naturaleza llamada Leonard Bernstein (falleció en 1990 a los 72 años) dirigiendo a la Filarmónica de Israel en la interpretación de la referida canción, a la que presta su voz y su sentido del humor el versátil bajo finés ya desaparecido Walton Grönroos (1939-1999). El concierto del que procede la toma tuvo lugar en Tel-Aviv en 1984.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s