Cantata BWV 20 “O Ewigkeit, du Donnerwort [I]”

Nikolaus Harnoncourt

Advierto a mis lectores de que a partir de hoy acabaremos echando de menos esas denominaciones tan sonoras que tenían los domingos de hace poco más de un mes, ¿recordáis?: “Estomihi”, “Exaudi”, “Quasimodogeniti”… Pues bien, toda esa poesía se acabó. Hemos entrado en la larga serie de domingos que la liturgia identifica como de “después de la Trinidad” y que dependiendo del año, es decir, de cuándo se produce la primera luna llena de la primavera, puede abarcar un periodo de hasta 27 domingos. Todos y cada uno de estos domingos de este periodo se identifican por su orden con respecto al domingo de la Trinidad y este año, en el que esa luna llena a que antes me refería llegó muy tarde, se prolongará sólo durante veintidós domingos, es decir, hasta el 20 de noviembre (qué casualidad de fecha).

J. S. Bach escribió tres cantatas para el domingo primero después de la Trinidad, o sea hoy, correspondiéndoles por orden cronológico de su estreno los números de BWV 75 (1723), 20 (1724) y 39 (1726). Entre las tres he elegido la BWV 20 “O Ewigkeit, du Donnerwort [I]” (“Oh, eternidad, terrible palabra”). Su denominación, al basarse en el mismo coral y cantar el mismo texto estrofa más o menos,  coincide con la de la cantata 60 para el domingo 24º después de la Trinidad –este año no llegaremos- cuyo título habitualmente se suele identificar como “[II]”. El texto en cuestión fue creado en 1642 por Johann Rist (1607-1667), un en su época laureado poeta y compositor de himnos litúrgicos vinculado a la región de Holstein y a la ciudad de Hamburgo. Se basó en un cantus firmus preexistente atribuido a Johann Schop (c1590-c1665).

Bach añadió a los efectivos habituales en cuanto a instrumentación la presencia de una trompeta y un tercer oboe, lo que da una notable grandiosidad al sonido. Cuenta este domingo Bach con la intervención de alto, tenor y bajo solistas pero no así con soprano, a pesar de integrar la cantata tres recitativos y cinco arias, una de ellas dueto (nº 10, para alto y tenor). Tres corales completan los 11 números de que consta ésta más bien larga cantata.

En la ilustración de esta cantata BWV 20 escuchamos un domingo más al Concentus Musicus Wien, a los Niños Cantores de Viena, al Chorus Viennensis y al tenor Kurt Equiluz dirigidos todos por el austriaco de Graz –aunque nacido en Berlín- Nikolaus Harnoncourt, en un registro de 1972 extraído de la integral de Teldec y subido a la web por “Aefive” para fortuna nuestra. En él podemos escuchar los números 1 (Coro/coral) y 3 (aria para tenor), no así el 2 (recitativo para tenor).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Johann Sebastian Bach, Música. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cantata BWV 20 “O Ewigkeit, du Donnerwort [I]”

  1. Adrian Vogel dijo:

    No tengo palabras… habrá que empezar a agradecer a Lutero por toda esta música!!!

  2. El amigo que me pasó el primer disco de cantatas que oí allá por el cámbrico -Ristenpart, Fischer Dieskau, Ich habe genug BWV 82-, un socialista de pro de cuando Felipe, decía que él se hubiera hecho creyente si cada domingo al ir a la iglesia se topara con uno de estos ingenios. Yo estuve de acuerdo y lo sigo estando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s