Cantata BWV 135 “Ach Herr, mich armen Sünder”

Me decido hoy a hablar de la cantata BWV 135 “Ach Herr, mich armen Sünder” (“Oh Señor, este pobre pecador”) y dejar para otro ciclo anual la otra cantata que J.S. Bach escribió para el domingo de hoy, tercero después de la Trinidad, anterior en el tiempo y que en el BWV el número 21. Y me decido por la 135 porque hablar de ella equivale en lo musical a hablar del interesante coral que popularmente se ha dado en llamar “de la Pasión”, una de las producciones más conocidas del músico de Eisenach. Esa denominación probablemente ha prosperado por el hecho de aparecer no menos de cinco veces en la obra más difundida de Bach, La Pasión según San Mateo – escribo “cinco veces” mientras reviso mi ejemplar de la partitura, quizá haya alguna más; en La Pasión según San Juan también aparece, y con diferente elaboración también en el Oratorio de
Navidad-, más concretamente en los números 15: “Erkenne mich, mein Hutter”; 17: “Ich will hier bei dir stehen”; 44: “Befiehl du deine Wege”; 54: “O Haupt voll Blut und Wunden” y 62: “Wenn ich einmal so scheiden”. No hace falta decir que cada una de estas exposiciones del coral es sometida por Bach a un tratamiento armónico completamente diferente, no hay dos iguales. Para que los menos familiarizados con la Pasión recuerden a qué coral me refiero, dejo esta ilustración en la lectura que hace del número 17 Karl Richter con el coro y la orquesta Bach de Munich .

 

No me resisto a dejar otras dos ilustraciones del mismo tema. En cierto modo suponen la estación de origen y la de destino de este coral cantado por el ser humano sin interrupción durante casi cuatrocientos años. Así debió de sonar la canción de amor profana “Mein G’mut ist mir verwirret von einer Jungfrau zart” (algo así como “Una doncella ha turbado mis sentidos”) publicada en 1600 por Has Leo Hanssler (1564-1612), que aparece aquí cantada por el Collegium Vocale de Colonia dirigido por Wolfgang Fromme:

 

Y hacia 1973 o 74 cantaban así Simon y Garfunkel la versión muy libre escrita por Paul Simon con el título “American Tune”:

 

Y volviendo a nuestra cantata de hoy, entre medias anduvo Johann Sebastian Bach, que probablemente conoció el tema ya en la versión litúrgica publicada por Paul Gerhardt en 1653, de la que extrajo las estrofas que poblarían sus diferentes pasiones y oratorios. En la presente cantata 135 no se citan esos textos sino otros atribuidos al teólogo Cyriakus Schneegass (1546-1597). La cantata se estructura en seis números de los que el coro interviene en los dos extremos, inicio y final, que son los números que incluyen el coral que hoy protagoniza este comentario.

Los efectivos utilizados por el maestro en esta cantata prescinden de soprano solista e incluyen un trombón en el coral inicial, reforzando la cuerda de bajos, y una trompa en el coral de salida. Escuchemos el nº 1 de la cantata BWV 135 en una versión subida a la red por “Plutarco” que creo identificar como la incluida en la integral de Brilliant Classics de 1999, con el Holland Boys Choir y el Netherlands Bach Collegium dirigidos por Peter Jan
Leusink. E intentemos seguir, en la voz de los bajos reforzada por ese trombón barroco de dramática resonancia, nuestro famoso cantus firmus, hoy con más de cuatrocientos años a cuestas pero, como podemos comprobar, muy bien llevados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Johann Sebastian Bach, Música, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cantata BWV 135 “Ach Herr, mich armen Sünder”

  1. Adrian Vogel dijo:

    Le hago la ola Maese Perea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s