Las primeras semanas de Bach en Leipzig: cantata BWV 186

Vista de la Thomaskirche de Leipzig hacia 1720

La fecha de la primera interpretación de esta cantata, séptimo domingo de la Trinidad de 1723 que en aquel año cayó el 11 de julio, es de suponer corresponde a un momento delicado de la vida de Bach, pues hacía muy pocas semanas que había tomado posesión de su cargo de Cantor de la Thomaskirche, el empleo que desempeñaría hasta el fin de sus días. Venía de ser durante seis años el maestro de capilla en Köthen, en cuya pequeña corte sus obligaciones no alcanzaron la elaboración de cantatas sacras, por lo que no
sería de extrañar que él percibiera haber perdido algo de mano tanto en lo religioso
como en lo vocal. Seguramente, además, ya albergaba la sospecha de que sus relaciones no iban a ser todo lo deseablemente fluidas con el concejo de Leipzig, gran parte del cual a pesar del formidable ejercicio que le valió su consecución –ver en esta misma serie la cantata BWV 23– no acababa de considerarle a la altura del puesto y hubiese preferido para el mismo a Telemann, amigo desde hacía años e incluso compadre de Bach que había rechazado la plaza a la muerte del predecesor en la misma, Johann Kuhnau.

Así  es que el maestro recurrió durante aquellos difíciles días al material no publicado de su estancia en Weimar, de atribulado final como sabemos, e incluso se remontó al temprano y sin embargo fértil periodo de organista en Mulhausen. La cantata BWV 186 “Ärgre dich, oh Seele, nicht” (“No te enojes, oh alma”) que he elegido para hoy –dejando por el camino la 107 y la 187, escritas también para este domingo- recupera material musical de una cantata documentada aunque perdida compuesta en Weimar quizá en 1716 y que quedó catalogada por Schmieder como “BWV 186 a”. El resultado es una larga cantata que responde a una estructura de la que Bach se valió en torno a una veintena de veces a lo largo de su vida creativa y que subdivide el conjunto de la obra en dos subconjuntos a interpretar respectivamente antes (seis números) y después (cinco) del sermón. El eje de la obra (núms. 1, 3, 5, 8 y 10) es un texto del poeta de Weimar Salomo Franck (1659?-1725) que tal como era de esperar dada la génesis de la composición no tiene demasiado que ver con el evangelio ni la epístola del
día. El texto del coral 6 que da fin a la primera parte se remonta a 1523 y es de Paul Speratus (1489-1541) con cantus firmus basado en un viejo himno anónimo para la pascua conocido ya a mediados del siglo XV.  El resto de los números cantan textos anónimos.

Os dejo un vídeo con la versión grabada en 1989 para la integral de cantatas editada por  Teldec, en la cual podemos disfrutar de los instrumentistas del Concentus Musicus de Viena y de las voces del Coro de Niños de Tölz preparado por su fundador Gerhard Schmidt-Gaden, todos ellos bajo la dirección de Nikolaus Harnoncourt. Los solistas vocales fueron
para la ocasión el bajo holandés Robert Holl, el tenor vienés Kurt Equiluz, el contratenor británico Paul Eswood y el niño cantor del Tölzer Knabenchor Helmut Wittek ejerciendo la parte de soprano solista, si bien la grabación que dejo se corta antes de la aparición de estos dos últimos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Las primeras semanas de Bach en Leipzig: cantata BWV 186

  1. Adrian Vogel dijo:

    A pesar de los tremendos problemas de conexión que sufro en un remoto lugar del país vecino, no podía dejar de faltar a la cita dominical con Bach (más vale tarde que nunca). Ahora a ver si soy capaz de ver el video sin interrupciones…

  2. Gracias por ese interés que me enorgullece. Que te diviertas, menos mal que nos queda Portugal.

  3. Euterpe dijo:

    ¡Oh, qué maravilla, gracias por tu amor bachiano y al coro de Tölz! Matización: el fundador de esta magnífica institución fue Gerhard Schmidt-Gaden, no Helmut. Gracias de nuevo.

  4. Euterpe dijo:

    Aquí dejo la segunda parte, que empieza precisamente con Paul Eswood. Ay, una pena que no se empleara a más niños contralto; por lo visto Eswood tenía no sé qué contrato con la Teldec… No me enrollo, la segunda parte aquí. Y a tus lectores los invito a pasarse por mi blog, dedicado al coro de Tölz. ¡Qué bien! El 23 lo veré en directo, con motetes de Bach y Schütz; ya escribiré la crónica.

    • Esperamos con impaciencia esa crónica. Y me uno con entusiasmo a la recomendacion de tu blog (lo podéis encontrar todos en los enlaces recomendados de esta misma página). Saludos, amiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s