Cantata BWV 27: la permanente innovación de Bach

El compositor de himnos Georg Neumark

La cantata BWV 27 (Leipzig, 1726) es una de las cuatro compuestas por el maestro específicamente la celebración de hoy, decimosexto domingo de la Trinidad. Dos razones me han hecho decidirme por ella en lugar de las otras tres (por orden cronológico BWV
161, 95 y 8, todas ellas anteriores a la 27). La primera es la utilización como base del himno “Wer nur den lieben Gott läss walten”, compuesto en 1657 por  Georg Neumark (1621-1681) y que es uno de los primitivos corales luteranos que más gustaba musicalmente a Bach (y a un servidor también). El  segundo es la bella manera en que el maestro funde en el primer movimiento de la cantata las formas de coro y recitativo: mientras que el coro entona una armonización “made in Bach” –una más- del referido cantus firmus de Neumark, la partitura intercala recitativos con textos bíblicos sucesivamente en las voces solistas de soprano, contralto y tenor. Bach no dejaba de investigar formas y gramática musicales con las que aportar elementos de innovación en la rigidez litúrgica que imponían los retrógrados miembros del concejo de Leipzig, que ya por entonces habían comenzado a hacerle al maestro la vida imposible.

La partitura incluye, además de cuatro solistas y coro, una trompa, dos oboes, primero y segundo violines, una viola y bajo continuo con órgano obligado. Se estructura en seis tiempos que comienzan con el antes referido coro –cabría decir “coral” por su fidelidad al original de Neumark- con los recitativos incrustados, continúa con dos arias (contralto y bajo, núms. 3 y 5) precedidas por sendos recitativos (núms. 2 y 4, respectivamente para tenor y soprano) y finaliza con el coral conclusivo sobre el cantus firmus “Jesu der du meine seele” (Johann Rist, 1641) que ya tuvimos ocasión de revisar hace dos domingos.

La grabación que incluyo nos muestra a la agrupación belga de música barroca “La Petite Bande” dirigida por su fundador Sigiswald Kuijken, al que podemos ver al cargo del primer violín como suele ser habitual en esta prestigiosísima formación. La grabación procede del canal de TV francés Mezzo. Es interesante observar un modo de interpretación de Bach que ha hecho fortuna en los últimos años que prescinde de la intervención del coro sustituyéndolo por las cuatro voces solistas, dado que es muy raro que se produzcan solapamientos de solistas y coro en la literatura musical de Bach. La orquesta reduce en estas ocasiones su despliegue, salvo raras excepciones, a un solo instrumento por atril. Así se ha llegado a hacer incluso La Pasión según Mateo con tan sólo ocho voces (Paul McCreesh, por ejemplo). No estoy seguro de que detrás de una plausible búsqueda de autenticidad historicista no exista también en este estilo la búsqueda de mayor economía de producción. Que también es importante, pero yo prefiero un coro diferenciado, aunque sea pequeño en efectivos. Dejo como ilustración, pues, el coro con recitativos número 1 de la cantata 27 en las voces de Gerlinde Sämann (soprano), Petra Noskaiova (contralto), Jens Weber (tenor) y Jan Van der Crabben (bajo).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Johann Sebastian Bach, Música y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cantata BWV 27: la permanente innovación de Bach

  1. Adrian Vogel dijo:

    Me pierdo con tanta numeración y me quedo con la música. De una belleza inquietante y misteriosa.

    • Arnau dijo:

      Esta vez, y sin que sirva de precedentes, estoy con Adrian (aterrado estoy). Incluso he tenido que releer el texto un par de veces para dejar de creer que alguien estaba cantando “línea”. 🙂

      Eso sí, la música brillante y singular. Y el video de igual forma editado.

  2. pfpapilar dijo:

    me encantan tus explicaciones y tu selección musical,

    gracias otra vez, feliz semana

  3. He tardado en conectarme esta vez, perdonad el retraso. Es verdad, hay mucho número, no lo habia notado hasta leer vuestros comentarios. También hay mucho número en la biblia. Si Bach no requiriera de los números para aproximarse a él, sería humano.

    Me alegro de que te guste Pilar. ¡Y felicidades! (con un día de retraso).

  4. Javier Cordero dijo:

    No pares amigo…..
    eres de las pocas personas que siguo.
    Llevo 8 meses escuchando una a una, todas las cantatas en la versión de Koopman. Voy por el volumen 11. Un macro proyecto que me tiene absorto. Lo aderezo con tus sabios comentarios.

    • Gran proyecto, amigo Javier, tiene que ser toda una experiencia. ¡Y que sepas que a la altura del vol. 11 de Koopman -qué buena elección la tuya- yo creo que llevas ya oído más Bach que yo! Me honra que me sigas y que te sirvan de algo mis comentarios, bastante menos sistemáticos que tus audiciones. Te agradezco lo de “sabios”, aunque no lo son en absoluto. Salvo alguna impresion personal irrelevante, el único mérito que me puedo atribuir es el de compilar en un solo texto lo que otros han dicho de las cantatas que selecciono, con lo que os ahorro un poco de tiempo de documentación. Pero nada más. Mi intención por cierto, es completar al menos un ciclo de un año, lo que se producirá allá por enero próximo. (Con algunos desfallecimientos provocados por diversas circunstancias personales, por ejemplo este último domingo en el que no he podido acudir a la cita. Os ruego me disculpéis.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s