Cantatas BWV 70 y BVW 70 a: de Weimar a Leipzig

A pesar de que el periodo de adviento es considerado por la mayoría de las confesiones cristianas un momento inadecuado para la interpretación de música en los templos -algo sobre cuya razón nunca me he parado a investigar, aunque a buen seguro alguna habrá-, la cantata BWV 70a fue inicialmente escrita por don Johann Sebastian para el 2º domingo de adviento de 1716, la misma festividad que en 2011 se celebra precisamente hoy. Por mi parte no puedo evitar asociar esa carencia habitual de música en adviento, que habría dificultado para siempre su interpretación, con el hecho de que su música no haya llegado hasta nuestros días y con esa “a” minúscula que sigue a su número en el catálogo BWV, en cuyo código significa que existe alguna otra versión de la misma obra. Y en efecto, escrita en Weimar poco menos de un año antes de que Bach abandonase la ciudad y partiese para establecerse en Köthen, esta misma cantata fue reescrita muchos años más tarde en Leipzig para ser interpretada el 21 de noviembre de 1726, 26º domingo de la Trinidad, adscribiéndose desde entonces a dicha celebración -domingo con música, pues, al no ser de adviento, si bien uno de los que con menor frecuencia aparece en los calendarios litúrgicos, tan sólo superado en este curioso ránking de absentismo dominical por el 27º domingo de la Trinidad. Desde el año 2000, por ejemplo, el 26º ha acudido a su cita con la liturgia nada más que tres veces, y el 27º (al que corresponde la grandiosa cantata 140) tan sólo una-.

Esta nueva versión añadía a los seis movimientos o números de la cantata original de Weimar, respetados literalmente en la reescritura, cuatro recitativos de libretista anónimo y un coral intermedio, todos de nueva factura, que la convertían en una gran cantata con nada menos que once números. Es esta nueva edición la que recibe el número (ya sin “a”) BWV 70  “Wachet, betet, seid bereit allezeit!” (“¡Vigilad, rezad, estad siempre atentos!”), normalmente identificada a partir de las primeras frases, casi gritos, de su coro inicial: “Wachet! Betet! Betet! Wachet!”.

La cantata en su forma original, la de 1716, envuelve textos del poeta Salomo Franck (1659-1725) en sus cinco primeros movimientos y, en su coral de conclusión, un texto de Christian Keymann (1607-1662) para el himno “Meinen Jesum, lass ich nicht” (“Jesús mío, no te abandonaré”), cantus firmus compuesto en 1658 por Andreas Hammerschmidt (1611-1675). La instrumentación tal como ha llegado hasta nosotros en la partitura de la BWV 70 consta de órgano continuo, dos violines, viola, fagot, oboe y trompeta.

El vídeo a continuación recoge la excelente interpretación de los números 1 a 7 de la versión “Leipzig” de la BWV 70, realizada con instrumentos originales por Nikolaus Harnoncourt y su Concentus Musicus Wien para la edición integral de las cantatas firmada por Teldec. Ofician aquí como coro los cantores de Bad Tolz (Tölzer Knabenchor) de nuevo en uno de sus mejores momentos. También escuchamos, por este orden, al bajo Ruud van der Meer, al contratenor Paul Esswood, al tenor Kurt Equiluz y, en funciones de soprano, a quien fuera famoso niño solista de los Tölzer Knabenchor y hoy reconocido tenor lírico Willy Wiedl.

Y el domingo que viene, tercero de adviento, no hay cantata de Bach. Pero algo se me ocurrirá para mantener esta cita semanal con “el músico poeta” como testigo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Johann Sebastian Bach, Música y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Cantatas BWV 70 y BVW 70 a: de Weimar a Leipzig

  1. Adrian Vogel dijo:

    Excelente como siempre… y oiga no olvide recordar cuando cantan ustedes, que los demás somos olvidadizos!!!

  2. Adrian Vogel dijo:

    Acabo de descubrir en Facebook que fue el ¡¡¡30 de noviembre!!!

  3. pilar dijo:

    yo lo tenía en mente, Antonio, el concierto, pero no pudo ser. No olvides recordar el siguiente… mientras la 61, y el trompeterío y el ritmo inaudito de la 70,70a, me consuelan de no haber podido ir a escucharte,… (dos maravillas, como siempre)

    par de besos

  4. Gracias a los dos. Hubo llenazo a pesar de los precios, y mucho trabajo de ensayo en la última semana que me impidió hacer un recordatorio que hubiera sido oportuno, disculpad. Habrá más oportunidades en 2012. Estoy intentando conseguir algun “testimonio” del concierto, aunque sea sólo un audio, para hacer un post con ello. Estad atentos esta semana (“Wachet, seid bereit!”, lo de “betet” no hace falta).

  5. Adrian Vogel dijo:

    Necesito los recordatorios: la vez anterior me presenté un mes antes de la fecha…

  6. Arnau dijo:

    Gracias por tan fantástica docencia, Antonio. Te lo dice un alumno que a veces no es puntual pero que acude siempre con devoción a la cita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s