Bach y Brahms: chacona BWV 1004-5

“…En una ocasión, Clara Schumann tuvo que poner en reposo su mano derecha, que se había lesionado, y Brahms la sorprendió con una versión de la gran chacona de la Partita nº 2 en Re menor [para violín solo BWV 1004], transcrita para la mano izquierda sola.

A CLARA SCHUMANN

                                                                                                         Pörstchach, junio de 1877

Querida Clara:

No creo haberte enviado nada tan divertido como lo de hoy desde hace tiempo, ¡si es que tus dedos soportan ese placer! La Chacona es para mí una de las obras musicales más maravillosas e impenetrables. Escrita en un solo pentagrama y concebida para un pequeño instrumento, ¡en ella este hombre da vida a un mundo entero de ideas de gran profundidad y de sentimientos muy poderosos! Si quisiera imaginar cómo hubiera escrito y concebido yo esta obra, sé con certeza que la desmedida excitación y el estremecimiento me hubieran vuelto loco. Cuando no se tiene a mano a un gran violinista, tal vez el mayor goce es hacerla sonar en la mente.

Pero la pieza incita a ocuparse de ella de mil maneras. Uno no puede limitarse siempre a una escucha imaginaria; Joachim [Joseph Joachim (1831-1907), uno de los más grandes violinistas de todos los tiempos y amigo íntimo de Brahms y Clara] no está cerca tan a menudo y, de un modo u otro, hay que hacer algo. Pero, sea cual sea la opción que escojo, con orquesta o piano, el resultado siempre es decepcionante.

Sólo hay una forma con la que consigo garantizarme un goce, por supuesto reducido, pero próximo al original y absolutamente puro: ¡cuando la toco únicamente con la mano izquierda! A veces, al hacerlo, ¡me parece la historia del huevo de Colón! La dificultad es similar, el tipo de técnica, la necesidad de arpegiar, ¡todo contribuye a hacer que me sienta como un violinista!

Inténtalo alguna vez, la he copiado expresamente para ti. Pero, eso sí, ¡no fuerces demasiado la mano! Requiere una gran dosis de sonido y de fuerza, de modo que, por el momento, tócala a “mezza voce”. También hazte la digitación fácil y cómoda. Si no implica demasiado esfuerzo para ti –eso creo, por lo menos- tendría que reportarte un gran placer tocarla.

Supongo que has sabido algo de Groth por allá [Klaus Groth (1819-1899), afamado poeta amigo de Brahms y Clara afincado en Kiel, en donde se encontraba ella en aquellos días].

Salúdame al hermoso mar Báltico y al estimado secretario, y díctale pronto una nueva carta para tu

Johannes…”

[La totalidad del texto está extraída de la obra editada por Hans Gál “Cartas de Brahms 1853-1897” (Nortesur, Barcelona 2010); la traducción del alemán es de José Aníbal Campos; las notas (espero que) aclaratorias entre corchetes las sostiene Perea. La versión recogida en el video -incompleta- es de Anatol Ugorsky (Rubzowsk, Rusia, 1942)]

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Bach y Brahms: chacona BWV 1004-5

  1. pfp dijo:

    puro amor

    gracias Antonio, una preciosidad,

  2. Adrian Vogel dijo:

    esto sí que es tener mano izquierda!!!

  3. Gracias a todos por andar por ahí. Conociendo todo esto queda claro que el grandioso e impactante movimiento final de la cuarta de Brahms no surgio precisamente de la nada… (siempre se ha dicho que estuvo muy influído por el coral conclusivo de la arcaica cantata 150; yo, con toda humildad, lo veo más relacionado con esta chacona de la partita 1004).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s