Atelier Coral: Bienvenidos a bordo

la foto

Sostiene Perea que fue a finales de 2011 cuando escribir sobre la música vocal de Bach empezó a parecerle monótono. “Esta música está muy bien contarla, pero sería mejor intentar interpretarla y que la gente la oiga,” pensaba para sí mientras en sus entrañas crecía el sentimiento de, al escribir y no interpretar, no estar a la altura que le exigiría la memoria de aquel compositor que tan feliz hacía a sus meninges. Ya no le era suficiente a Perea  invitar a los demás a que junto a él descubrieran aquel tesoro recóndito de las cantatas de Bach, tan raras, tan bellas. Y decidió que si ya no le era posible  madurar, sí habría al menos que intentar crecer.

Desde aquella decisión de crecer y tras los acontecimientos que de la misma se derivaron -uno de los cuales fue una cierta pérdida de interés en mantener su blog-,  sostiene Perea que escuchar la música de Bach es una cosa muy diferente de hacerla. Para hacerla, al menos si uno no es su ejecutante en solitario, hace falta dinero, sustancia esta del dinero que vista desde lejos nada tiene que ver con la música pero que al acercarse uno a ésta la descubre invadiéndolo todo, como la grama en una cespedera. Y es que la música de Bach está llena de recovecos intrincados que la convierten en imposible para un intérprete que no sea excelente y, como es normal, los intérpretes excelentes cobran por sus servicios. Y tampoco se puede interpretar una cantata de Bach en cualquier sitio, por ejemplo en el metro o en un parque, con lo cual hay que buscar donde hacerlo. Y esto también cuesta.

Hacen falta, pues, patrocinadores.

Tenía que ser fácil, tratándose de una música tan bella, tan rara: “Mire usted, señor empresario: soy un loco que piensa que la música vocal de Bach es un tesoro oculto que haría las delicias de miles de aficionados a la música con su solo conocimiento. Yo no soy instrumentista, pero le juro que tengo contacto con los músicos adecuados aquí en España, y le juro también que me creo capaz de involucrarles en ofrecer un concierto en el que se vería su logo de usted por todas partes. No quiero dinero a cambio, sólo quiero que corra usted con una parte sustancial de los gastos.”  No podía fallar…

…Pero aquello no funcionó. Asombrosamente nadie consideraba que ese individuo medio loco, editor retirado que no reportaba de sus actos a nadie, pudiera ser fiable para fines tan elevados.

“Entonces, ¿cómo se pide dinero para interpretar una cantata de Bach, tan rara, tan bella?”, se preguntaba Perea. Y un día halló la respuesta. Si a nadie le era suficiente con abrirle de par en par sus libros de cuentas, quizá funcionaría si sabían que esos libros los auditaría el Estado, quien al mismo tiempo garantizaría la ausencia de lucro. Y ni corto ni perezoso, con la ayuda de dos amigos que confiaban en cualquier cosa que Perea sostuviera, impulsó la creación de la Fundación Atelier Bach, que el 16 de abril de 2012 quedó inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Educación, Ciencia y Deporte. “La difusión de la música de Johann Sebastian Bach y la ayuda a músicos en situación económica desfavorable”, reza como su objeto social en los estatutos depositados. Y entonces a las empresas y a la gente ya no les parece mal aportar dinero, aunque sea poco. Sostiene Perea que sigue sin querer lucrarse de la Fundación, por lo que todo irá bien.

Manos a la obra, pues. En junio de 2012 Atelier Bach ofrece su primer concierto en el Auditorio Nacional (Brandenburgo 4, cantatas 55 y 147); en junio de 2013 el coro y orquesta del Bach Atelier, creados ex profeso por la Fundación para esta actividad, interpretan en la Iglesia de la Nunciatura de Madrid las cantatas 111 y 72 y el motete BWV 230; en marzo de 2014 el coro viaja a Bad Salzungen y Eisenach –la patria chica de Bach- y se une a sus sendos coros locales para interpretar “La Pasión según San Mateo”…  En todos los casos, la Fundación no se ha andado por las ramas a la hora de embarcar a los mejores en sus actuaciones: por orden de aparición, Ellen Erdmann, Juan Mª Esteban del Pozo, José Mª Álvarez, Carlos Domínguez-Nieto (directores); orquesta de cámara de la Universidad Complutense, Cuarteto Assai, Landeskapelle Eisenach (instrumentistas); Patricia Mora (órgano); Carmen Bocanegra, Miguel Mediano, Jens Pokora, Susana Menchaca, Raquel Albarrán (cantantes solistas)… son ya nombres vinculados a las actividades de la Fundación entre muchos otros ilustres integrantes de la selecta minoría de profesionales capaces de interpretar a Bach. Sostiene Perea, además, que algunos de ellos trabajaron con generosidad y desapego económico impropios de su enorme categoría artística.

Bach Atelier trabaja ahora en una nueva actividad. Se trata de “Atelier Coral”, un proyecto que acaba de nacer en forma de taller y que cuenta con su propia bitácora para que todo el mundo lo pueda seguir. En octubre de 2014 el proyecto desembocará en un primer concierto ofreciendo la misa para órgano de los Clavier Übung expandida a los corales para voz humana que la inspiran. El director artístico de este nuevo proyecto es Rainer Steubing-Negenborn, toda una autoridad en la materia, de cuyo trabajo pudimos disfrutar en España durante los nueve años en que dirigió al Coro Nacional.

Ni siquiera Perea sabe si su blog ha vuelto, si tendrá ánimo para seguir manteniéndolo. Sostiene Perea que esto de interpretar música engancha (él es miembro del coro Bach Atelier, por si aún no lo habían supuesto) y cada vez uno quiere más. Y lamenta que por muchas explicaciones que dé, los seguidores de su blog no le van a perdonar que haya estado tanto tiempo por ahí. Pero si quieren saber de él, pásense desde ahora por el blog de Atelier Coral, seguro que lo encuentran enredando.

Mientras perdonan a Perea, escuchen a continuación el preludio del Clavier Übung “Allein Gott in der Höh sei Ehr” BWV 676. Diviértanse buscando en su interior el cantus firmus  del coral para cuatro voces (no es otra cosa que el Gloria luterano) que han oído al pinchar en cada uno de los dos vídeos de más arriba, pues esas notas aparecen textualmente entre los arabescos del ritornello de este ejercicio (übung) para órgano, unas veces en los manuales, otras en los pedales. Y alucinen, así, un poco más –si cabe- con el peligroso genio de Eisenach, juguetón y para casi todo el mundo  inofensivo, pero vampiro que a pesar de llevar bajo tierra casi trescientos años, a algunos nos ha robado el alma.

ADENDA -Esta es la solución al pasatiempo: [minutos 0:31 y 1:07] Stollen 1, en el manual inferior; [1:45 y 2:21] Stollen 2, en el manual superior; [2:58] Gegenstollen 1 en el manual superior; [3:17 y 3:46] Gegenstollen 2, en el manual inferior; [4:18] Abgesang, en el pedal; [4:27] Abgesang en el manual superior.

(Ver explicación en el siguiente post)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Johann Sebastian Bach, Música y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Atelier Coral: Bienvenidos a bordo

  1. pfp dijo:

    qué alegría, Perea, qué alegría!… voy a volver a leerte otra vez todo detenidamente , voy a entrar en el Atelirer Coral, y voy a disfrutar muchísimo con tu vuelta,… ¿sabes? para mi JSB desde el principio que un amigo me lo explicó (http://cuestiondesensibilidad.blogspot.com.es ), semana a semana, cantata a cantata como hiciste tú, era como subir al Himalaya, un gran esfuerzo que al final culminó en un paisaje indiscriptible, una maravilla, un gozo inmenso, por eso me gusta tanto tu blog…

    qué alegría! , ojalá pueda ir pronto algún día a escucharos

    un abrazo, Perea

    pilar

  2. bachiano dijo:

    Perea qué placer entrar en el blog y volver a leerte!

    En esta vida hay pocos placeres como para dejarlos pasar! Te sigo en el otro blog, por cierto, un proyecto interesantísimo!

    Un abrazo

    Bachiano

  3. Pilar y Bachiano, gracias por por seguirme y sobre todo por vuestras palabras de ánimo. Estáis en vuestra casa

  4. Javier Cordero dijo:

    Pues yo no te perdono!!!!. Para un yonkie de Bach como yo…..tu ausencia me ha producido un “mono” terrible. jejej
    Gracias por volver

    • Ya somos dos los yonkies, Javier, ¡o dos mil! Estoy deseando saber como va tu audición sistemática de las cantatas a la que te habías entregado, a estas alturas ya debes de haber oído mas que yo. Tienes las puertas de este blog abiertas para que nos lo cuentes en una entrada toda tuya, que lo sepas.

  5. Pingback: Eisenach, el Wartburg y la Barform | Sostiene Perea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s