POSTales de un verano (1): RIYEHEE HONG

Durante este verano, aprovechando la pausa obligada en el trabajo del “Atelier Coral” –o “Bach Atelier”- al que desde la pasada primavera Perea anda entregado, introdujo tres artículos en el Blog del Taller que merece la pena repetir en este blog personal.  Tal como introducía la última de las tres entradas, “… sin querer, se ha convertido en una trilogía integrada por tres féminas artistas inteligentes, jóvenes y brillantes, de cuyo vínculo con España podemos enorgullecernos…” 

Se refiere el párrafo anterior nada menos que, por orden cronológico de publicación, a la organista Riyehee Hong y a las sopranos Núria Rial y Raquel Andueza. Sostiene Perea que sus seguidores disfrutarán de estas aproximaciones al perfil de estas grandes artistas tanto o más que los integrantes  del Atelier , por lo que se las transcribe completas con el nombre (ingenioso, ¿no?) “POSTales de un verano” .


 
Riyehee Hong 1

Terminada nuestra temporada de ensayos de Atelier Coral y mediando una casualidad que sería largo contar, llegó hasta mí la noticia de que la organista Riyehee Hong iba a dar un concierto en la Basílica de San Miguel el pasado 27 de junio  y allí me presenté. Ya sobre el papel se trataba de un recital muy interesante, pero la excelente interpretación de esta gran especialista (estadounidense de origen coreano y, para nuestra fortuna, afincada actualmente en Madrid) convirtió la realidad de la audición en algo todavía superior a las expectativas. En programa, una serie de desarrollos para órgano sobre el himno “Pange lingua” compuestos por una  ilustre nómina de músicos españoles de entre los siglos XVII y XIX, por otra parte muy bien elegida para el lucimiento del magnífico instrumento de tortuosa historia técnica del que disfruta la citada Basílica.

A lo largo de la escucha no pude evitar relacionar mentalmente estos desarrollos para órgano sobre un himno litúrgico tan familiar para los católicos como el “Pange Lingua” con el trabajo que actualmente realizamos en el Bach Atelier sobre los equivalentes desarrollos para órgano llevados a cabo por JS Bach sobre los himnos de la Misa y Catecismo (Clavier Übung, III parte), también muy familiares en este caso para los luteranos.

Finalizado el recital me acerqué a saludar y presentaCARTEL 422x299 MADRID.psdrme a la maestra Hong, de quien tenía referencias pero a la que no conocía personalmente, y me atreví también a sugerirle dicho paralelismo. Me fue muy grato constatar durante nuestro breve saludo que se mostraba de acuerdo conmigo en ese extremo, y lo hacía extensivo a muchos otros casos de la literatura organística tanto previos cuanto posteriores a Bach, casos de los cuales yo tan sólo estaba familiarizado con unos pocos. No me fue menos grato comprobar el interés que despertó en ella la labor de nuestro Atelier con el Clavier Übung.

Durante las semanas siguientes hemos hablado más sobre esta base y he tenido el honor y el placer de conocer a algunos de los colaboradores más estrechos de la maestra Hong. Como consecuencia me ha hecho llegar una interesantísima grabación suya de la que no me resisto a incluir en nuestro blog un comentario y mi recomendación más entusiasta. No en vano una de las virtudes del trabajo actual de nuestro Atelier es que nos ha invitado a familiarizarnos con ese noble instrumento rey que es el órgano y sus particularidades, así como con la influencia indudable que ejerce la formación básica de Bach como genial organista sobre el resto del conjunto de su obra, y muy especialmente sobre su producción vocal.

RH 3

Tal como observamos en la portada del disco, se trata de una grabación registrada en York Springs en 2012. En esta pequeña localidad del estado de Pensilvania tiene su sede la Holy Trinity Lutheran Church, templo que cuenta con el órgano suministrado en 1986 por los organeros “Taylor & Boody Organbuilders” –invito a todos a conocer su interesante página web- que se convierte junto con la maestra Hong en protagonista del registro.

Tal como pasaba en el concierto al que asistí en Madrid, a lo largo de la grabación destaca el buen gusto de Riyehee para elegir las piezas que mejor pueden poner de manifiesto las virtudes del órgano elegido. El completo recorrido por algunas de las cumbres compositivas del barroco organístico nos muestra un instrumento de gran potencia y versatilidad. Así, bajo el pulso de la maestra Hong, los tubos tan pronto nos obsequian con fragmentos de brillantez casi  apabullante (“Preludio en Re” de  Nikolaus Bruhns – h.1680?) como se nos ofrece intimista y cálido en otros pasajes (“Tiento de 1er tono para la mano derecha” del aragonés Pablo Bruna, el ‘ciego de Daroca’ –h.1655?).

Los seguidores de Bach –no podía faltar- disfrutamos en el disco de una de las obras más difundidas de su producción organística, el “Preludio y Fuga en La menor BWV 543” compuesto probablemente en el primer periodo de Weimar (h.1708-1710), uno de los de más genial creatividad del maestro de Eisenach. Y podremos comparar su sonoridad (mira que nos gusta hacerlo) con una obra coetánea de Haendel en su etapa todavía alemana, la “Partita en La mayor HWV 454”. Pero no me resisto a afirmar que a mí lo que más me ha interesado como ‘bachiano’ es la presencia simultánea en el disco de un precursor de Bach y de un discípulo predilecto suyo.

El precursor es nada menos que Johann Adam  Reincken (1643-1722), desde 1663 hasta su fallecimiento organista  en el templo de Santa Catalina de Hamburgo. Tan sólo por oír a Reincken (y, de paso, al viejo Buxtehude) es sabido que Bach ‘escapó’ de la lejana Arnstadt durante casi tres meses, poniendo en riesgo su empleo como organista en dicha ciudad. La delicadeza y brillantez de su “Fuga en Sol menor” que incluye la grabación de Riyehee Hong justifica la admiración sus contemporáneos por Reincken, cuya influencia sobre Bach está documentada por sus estudiosos, pero de quien por desgracia ha sobrevivido muy poca literatura tanto vocal como organística, por lo que cualquier grabación constituye un tesoro. El arriba referido discípulo de Bach, por su parte, es el gran Gottfried August Homilius (1714-1785), por quien a través de los hijos de Bach sabemos que éste tuvo gran estima y que llegó con el tiempo a ser ‘dueño’ de la actividad musical de la ciudad imperial de Dresde al convertirse en organista de sus tres iglesias. El “Trío en Sol” incluido en la grabación de Riyehee Hong es un verdadero primor.

Voorhout_Domestic_Music_Scene

Célebre “Escena musical doméstica” del pintor holandes Johannes Voorhout (1647-1723). Está comunmente aceptado que el personaje que aparece al teclado es Johann Adam Reincken. Buxtehude estaría a su espalda tocando la viola da gamba.

 

Me he tomado la libertad de invitar a la maestra Hong y a sus colaboradores a visitarnos algún día en uno de nuestros talleres, para conocernos y a la vez presentarle a nuestro maestro Steubing-Negenborn, a quien creo que no conoce personalmente pero me consta que sí tiene noticia de su trabajo en el pasado como director del Coro Nacional de España. Seguro que este encuentro nos deparará momentos de gran interés.

(El CD se puede adquirir en la propia página de Riyehee Hong; pero si os resulta más cómodo, enviadme un mail a [info arroba atelierbach punto org]  y yo le trasladaré la petición a la maestra Hong).

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Johann Sebastian Bach, Música y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s